Parte de la intimidad que tienen entre sí las parejas se refleja en el hecho de llamar al otro con nombres o apodos cariñosos. Es un código instaurado entre los dos del cual los demás, en la mayoría de los casos, se quedan afuera. Examina tu nombre. Piensa en los nombres cortos que puedan estar escondidos en el interior de tu nombre. Por ejemplo, el nombre Catalina contiene el apelativo Cata. Igualmente, Alfredo contiene Al, Alf y Fred. Estos nombres a su vez pueden contener otros apodos, tales como Alfie (para Alf). Muchas ...
Si tu nombre es Úrsula, podías elegir un sobrenombre que se relacione con los osos como "Miel". El nombre "Herbert" se deriva de las palabras que significan algo así como "ejército brillante", pero suena como la palabra en inglés que se origina del latín para nombrar a las hierbas aromáticas.
Ekvg fsx free